El futuro del empleo: el impacto de la automatización

impacto de la automatización1

En los últimos años, la automatización ha ido ganando terreno en diferentes sectores de la economía y ha generado tanto expectativas como preocupaciones en cuanto al futuro del empleo. La tecnología ha avanzado a pasos agigantados, permitiendo la creación de máquinas y sistemas capaces de realizar tareas que antes eran exclusivas de los seres humanos. Esto ha llevado a plantearse cómo afectará este avance tecnológico a la fuerza laboral y cuáles serán las consecuencias para la sociedad en general.

Analizaremos el impacto de la automatización en el futuro del empleo y exploraremos las posibles implicaciones económicas y sociales que se derivan de esta tendencia. Examinaremos tanto los beneficios como los desafíos que la automatización puede traer consigo, y discutiremos las estrategias que se podrían implementar para garantizar una transición justa y equitativa hacia un mercado laboral cada vez más automatizado.

Índice
  1. La automatización está cambiando la forma en que se realizan muchas tareas en el lugar de trabajo
  2. Algunos empleos podrían desaparecer debido a la automatización
  3. Sin embargo, también se crearán nuevos empleos relacionados con la tecnología
  4. Es importante adaptarse y adquirir habilidades relevantes para el mercado laboral del futuro
  5. La colaboración entre humanos y máquinas será clave para el éxito en el futuro del empleo
  6. La educación y la formación continua serán fundamentales para mantenerse relevante en el mercado laboral
  7. Es importante fomentar la creatividad y el pensamiento crítico ya que son habilidades que las máquinas no pueden reemplazar fácilmente
  8. La automatización puede proporcionar oportunidades para aumentar la eficiencia y mejorar la calidad de vida en el trabajo
  9. Es necesario encontrar un equilibrio entre la automatización y el mantenimiento de empleos humanos
  10. La planificación y la adaptabilidad serán esenciales para enfrentar los desafíos futuros del empleo
  11. Preguntas frecuentes

La automatización está cambiando la forma en que se realizan muchas tareas en el lugar de trabajo

La automatización está transformando rápidamente el panorama laboral en todo el mundo. A medida que la tecnología avanza, cada vez más tareas se están volviendo automatizadas, lo que tiene un impacto significativo en el empleo y en la forma en que las personas trabajan.

Algunos empleos podrían desaparecer debido a la automatización

El avance de la tecnología y la automatización ha generado preocupación en muchos sectores laborales, ya que se estima que algunos empleos podrían desaparecer en un futuro cercano. La implementación de máquinas y sistemas inteligentes ha permitido realizar tareas de manera más eficiente y rápida, lo cual ha llevado a replantearse la necesidad de ciertos puestos de trabajo.

La automatización ha demostrado ser especialmente efectiva en tareas repetitivas y rutinarias, como la producción en cadenas de montaje o la atención al cliente en línea. Estas actividades pueden ser fácilmente realizadas por robots o sistemas de inteligencia artificial, lo que reduce la necesidad de mano de obra humana.

Además, la automatización también ha avanzado en campos más complejos, como la medicina y la agricultura. Por ejemplo, ya existen robots capaces de realizar cirugías con mayor precisión que los médicos humanos, y sistemas de monitoreo agrícola que pueden controlar y optimizar el riego y la fertilización de los cultivos.

Estos avances en la automatización plantean un desafío para las personas que se dedican a estos sectores, ya que deberán adaptarse a las nuevas tecnologías y adquirir habilidades complementarias para mantenerse relevantes en el mercado laboral. Es fundamental que los trabajadores se capaciten en áreas como la programación, la gestión de sistemas automatizados y el análisis de datos, para poder aprovechar las oportunidades que surjan en este nuevo contexto.

Por otro lado, es importante destacar que, si bien algunos empleos podrían desaparecer, la automatización también puede generar la creación de nuevos puestos de trabajo. A medida que se implementen nuevas tecnologías, surgirán necesidades de personal especializado en su desarrollo, mantenimiento y gestión. Por lo tanto, es fundamental estar preparado para adaptarse a los cambios y aprovechar las oportunidades que la automatización puede ofrecer.

La automatización está transformando el panorama laboral y es necesario tomar conciencia de los cambios que se avecinan. Si bien es cierto que algunos empleos podrían desaparecer, también existen oportunidades para aquellos que estén dispuestos a adaptarse y aprovechar las ventajas que la tecnología puede brindar. La clave está en estar preparado y adquirir las habilidades necesarias para enfrentar los desafíos del futuro del empleo.

Sin embargo, también se crearán nuevos empleos relacionados con la tecnología

A pesar de los temores sobre la automatización y la pérdida de empleo, también es importante tener en cuenta que esta tendencia también generará nuevos puestos de trabajo relacionados con la tecnología.

La automatización no solo reemplazará tareas manuales y repetitivas, sino que también creará una demanda de profesionales especializados en tecnología y robótica. Estos nuevos empleos requerirán habilidades avanzadas en programación, inteligencia artificial y análisis de datos.

Por ejemplo, a medida que las empresas adopten tecnologías como la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, surgirán nuevas oportunidades laborales en áreas como la ciencia de datos y la ingeniería de IA. Los expertos en análisis de datos serán necesarios para recopilar y analizar grandes cantidades de información generada por los sistemas automatizados, y los ingenieros de IA serán responsables de desarrollar y mantener estos sistemas.

Además, la creciente demanda de robots y sistemas automatizados también impulsará la necesidad de profesionales en ingeniería robótica. Estos expertos serán responsables de diseñar, construir y mantener robots y sistemas automatizados en una variedad de industrias, desde la manufactura hasta la medicina.

Si bien la automatización puede eliminar ciertos trabajos, también abrirá un nuevo campo de oportunidades laborales relacionadas con la tecnología. Es importante que los trabajadores se preparen y adquieran nuevas habilidades para adaptarse a estos cambios y aprovechar las oportunidades que surgirán en el futuro del empleo.

Es importante adaptarse y adquirir habilidades relevantes para el mercado laboral del futuro

La automatización está transformando rápidamente el panorama laboral en todo el mundo. Con avances tecnológicos como la inteligencia artificial y la robótica, muchas tareas que antes eran realizadas por humanos están siendo reemplazadas por máquinas y algoritmos.

Ante este panorama, es esencial que las personas se adapten y adquieran habilidades relevantes para el mercado laboral del futuro. Ya no es suficiente tener un título universitario o experiencia laboral, es necesario mantenerse actualizado y preparado para enfrentar los desafíos que la automatización presenta.

¿Qué habilidades serán más demandadas en el futuro?

Si bien es difícil predecir con certeza qué habilidades serán más demandadas en el futuro, hay algunas que se destacan por su relevancia y potencial para resistir la automatización. Algunas de estas habilidades incluyen:

  • Habilidades digitales: Con la creciente digitalización de los negocios, contar con habilidades en programación, análisis de datos, marketing digital y manejo de herramientas tecnológicas será crucial.
  • Habilidades creativas: La creatividad es una habilidad humana única que difícilmente pueda ser replicada por las máquinas. Profesiones relacionadas con el diseño gráfico, la escritura creativa y la música tendrán un valor agregado.
  • Habilidades interpersonales: Las habilidades sociales y de comunicación son esenciales en cualquier entorno laboral. La capacidad de trabajar en equipo, la empatía y el liderazgo serán altamente valorados.
  • Habilidades de resolución de problemas: La capacidad de analizar situaciones complejas y encontrar soluciones efectivas seguirá siendo una habilidad altamente demandada.

Es importante destacar que la adquisición de estas habilidades no solo implica aprender nuevas competencias, sino también desarrollar habilidades de aprendizaje continuo y adaptabilidad. En un mercado laboral en constante evolución, la capacidad de aprender y adaptarse rápidamente será fundamental para mantenerse relevante.

El futuro del empleo

A medida que la automatización continúa avanzando, es probable que algunas profesiones desaparezcan o se transformen significativamente. Sin embargo, esto no significa que el futuro del empleo sea desalentador. La automatización también está creando nuevas oportunidades laborales y dando lugar a la creación de empleos que aún no existen.

Los expertos sugieren que es probable que los trabajos más seguros sean aquellos que involucren habilidades que son difíciles de automatizar, como la creatividad, el razonamiento abstracto y el pensamiento crítico. Además, los trabajos que requieren una interacción cercana con los clientes o que implican la toma de decisiones estratégicas también pueden ser menos susceptibles a la automatización.

El futuro del empleo está cambiando rápidamente debido a la automatización. Adaptarse y adquirir habilidades relevantes para el mercado laboral del futuro es fundamental para asegurar la empleabilidad a largo plazo. La adquisición de habilidades digitales, creativas, interpersonales y de resolución de problemas serán clave para enfrentar los desafíos y aprovechar las oportunidades que la automatización presenta.

La colaboración entre humanos y máquinas será clave para el éxito en el futuro del empleo

En el mundo actual, la automatización está transformando rápidamente la forma en que trabajamos. A medida que los avances tecnológicos continúan desarrollándose, es inevitable que se produzcan cambios significativos en el mercado laboral. Sin embargo, no debemos temer a la automatización, sino más bien adaptarnos a ella y aprovechar las oportunidades que ofrece.

La automatización ofrece la posibilidad de reemplazar tareas repetitivas y tediosas por máquinas, liberando así a los trabajadores para que se centren en actividades más creativas y estratégicas. Esto no solo aumenta la productividad, sino que también mejora la satisfacción laboral y permite a los empleados desarrollar nuevas habilidades.

Es importante tener en cuenta que la automatización no significa necesariamente la eliminación de empleos. Si bien es cierto que algunas tareas pueden ser realizadas por máquinas de manera más eficiente, esto no significa que los humanos sean completamente prescindibles. Al contrario, la colaboración entre humanos y máquinas será clave para el éxito en el futuro del empleo.

Los humanos tienen habilidades únicas que las máquinas aún no pueden igualar, como la capacidad de razonamiento crítico, la creatividad y la empatía. Estas habilidades son esenciales en muchas áreas, como la toma de decisiones estratégicas, la resolución de problemas complejos y la interacción con clientes y colegas.

Por lo tanto, en lugar de temer a la automatización, debemos centrarnos en desarrollar y fortalecer estas habilidades humanas que nos hacen únicos. Es fundamental invertir en educación y formación continua para adaptarnos a las demandas cambiantes del mercado laboral.

El papel de las empresas y los gobiernos

Las empresas y los gobiernos también desempeñan un papel crucial en el futuro del empleo. Las empresas deben estar dispuestas a invertir en tecnología y capacitación para sus empleados, asegurándose de que estén preparados para colaborar eficazmente con la automatización.

Los gobiernos, por su parte, deben implementar políticas que fomenten la adopción de tecnología y la reorientación de los trabajadores hacia empleos más cualificados. Esto implica proporcionar programas de formación y reconversión profesional, así como garantizar una distribución justa de los beneficios de la automatización.

El futuro del empleo estará marcado por la colaboración entre humanos y máquinas. La automatización no debe ser vista como una amenaza, sino como una oportunidad para mejorar la productividad y liberar a los trabajadores de tareas monótonas. Para tener éxito en este nuevo entorno laboral, es fundamental desarrollar y fortalecer las habilidades humanas únicas. Tanto las empresas como los gobiernos tienen un papel importante que desempeñar en la preparación de la fuerza laboral para estos cambios.

La educación y la formación continua serán fundamentales para mantenerse relevante en el mercado laboral

Con el avance de la tecnología y la creciente automatización de tareas, el mercado laboral está experimentando cambios significativos. Muchos empleos que antes eran realizados por humanos están siendo remplazados por máquinas y algoritmos, lo que plantea la necesidad de adaptarse y adquirir nuevas habilidades.

En este nuevo escenario, la educación y la formación continua se vuelven fundamentales para mantenerse relevante en el mercado laboral. Ya no es suficiente con tener un título universitario o una formación inicial, sino que es necesario estar en constante actualización y aprendizaje.

Una de las ventajas de la era digital es que el acceso a la información y a recursos educativos es cada vez más fácil y accesible. A través de plataformas en línea, cursos virtuales y programas de capacitación, es posible adquirir nuevos conocimientos y habilidades sin necesidad de asistir a una institución educativa en forma presencial.

Es importante destacar que la educación tradicional no desaparecerá, pero sí se complementará con nuevas formas de aprendizaje. La combinación de la educación formal con la educación en línea y la formación continua permitirá a los trabajadores mantenerse actualizados y adaptarse a los cambios en el mercado laboral.

La importancia de adquirir habilidades técnicas y habilidades blandas

En el nuevo mundo laboral, las habilidades técnicas y las habilidades blandas se vuelven igualmente importantes. Las habilidades técnicas se refieren a conocimientos específicos en áreas como la programación, el análisis de datos, la inteligencia artificial, entre otros.

Por otro lado, las habilidades blandas, también conocidas como habilidades sociales o habilidades emocionales, son aquellas relacionadas con la inteligencia emocional, la comunicación efectiva, el trabajo en equipo, la resolución de problemas y la creatividad.

Es fundamental desarrollar tanto habilidades técnicas como habilidades blandas para poder enfrentar los desafíos del mercado laboral actual y futuro. Las habilidades técnicas permiten adaptarse a la automatización y aprovechar las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías, mientras que las habilidades blandas son indispensables para mantener la capacidad de adaptación, la colaboración y la creatividad, aspectos que aún no pueden ser reemplazados por las máquinas.

La importancia de la mentalidad de aprendizaje continuo

En un mundo en constante cambio, la mentalidad de aprendizaje continuo se vuelve esencial. Ya no basta con adquirir conocimientos y habilidades una vez, sino que es necesario estar dispuesto a aprender y adaptarse de forma constante.

La mentalidad de aprendizaje continuo implica estar abierto a nuevas ideas, buscar activamente oportunidades de aprendizaje, experimentar, cometer errores y aprender de ellos. Además, implica estar dispuesto a abandonar la zona de confort y enfrentar los desafíos que el futuro laboral nos presenta.

El futuro del empleo estará marcado por la automatización y los avances tecnológicos. Para mantenerse relevante en este nuevo escenario, es fundamental invertir en educación y formación continua, adquirir habilidades técnicas y habilidades blandas, y tener una mentalidad de aprendizaje continuo.

Es importante fomentar la creatividad y el pensamiento crítico ya que son habilidades que las máquinas no pueden reemplazar fácilmente

En un mundo cada vez más automatizado, es fundamental reconocer la importancia de fomentar habilidades que las máquinas aún no pueden igualar, como la creatividad y el pensamiento crítico. A medida que la tecnología avanza y los robots y algoritmos se vuelven más sofisticados, es natural preguntarse cuál será el impacto de la automatización en el futuro del empleo.

Si bien es cierto que la automatización puede reemplazar ciertas tareas repetitivas y rutinarias, es importante comprender que existen habilidades humanas que son difíciles de replicar. La creatividad, por ejemplo, es un aspecto fundamental en muchos campos, como el diseño, el arte o la innovación tecnológica. La capacidad de generar ideas originales, pensar de manera lateral y encontrar soluciones creativas a los problemas es algo que aún se encuentra fuera del alcance de las máquinas.

El pensamiento crítico es otra habilidad esencial que las máquinas aún no han dominado por completo. La capacidad de analizar información de manera objetiva y racional, evaluar diferentes perspectivas y argumentos, y tomar decisiones fundamentadas es algo que los seres humanos tienen en su naturaleza. Esta capacidad de razonamiento y juicio es difícil de replicar en una máquina, ya que implica una comprensión profunda de la sociedad, la cultura y los valores humanos.

Por lo tanto, en lugar de temer la automatización y el reemplazo de empleos, es importante reconocer que la tecnología también puede ser una oportunidad para liberar a los seres humanos de tareas monótonas y permitirles enfocarse en actividades más creativas y significativas. La automatización puede ser una herramienta para mejorar la productividad y liberar tiempo para el desarrollo de habilidades que agreguen un valor único a la sociedad.

El futuro del empleo no es necesariamente sombrío debido a la automatización. Si bien es cierto que algunos trabajos pueden ser reemplazados por máquinas, también es cierto que la creatividad y el pensamiento crítico seguirán siendo habilidades valiosas y demandadas en el mercado laboral. Es importante invertir en la educación y capacitación para desarrollar estas habilidades y prepararse para el futuro del trabajo, donde la colaboración entre humanos y máquinas será fundamental.

La automatización puede proporcionar oportunidades para aumentar la eficiencia y mejorar la calidad de vida en el trabajo

La automatización es un tema que ha generado mucha discusión en los últimos años. A medida que la tecnología avanza, surgen preguntas sobre cómo afectará al mercado laboral y qué implicaciones tendrá para los trabajadores. Si bien es cierto que la automatización puede llevar a la pérdida de ciertos empleos, también hay muchas oportunidades que pueden surgir a partir de ella.

En primer lugar, la automatización puede ayudar a aumentar la eficiencia en muchas industrias. Los procesos automatizados permiten realizar tareas de manera más rápida y precisa, lo que a su vez puede llevar a una mayor productividad. Esto significa que los trabajadores pueden enfocarse en actividades de mayor valor agregado, como la toma de decisiones estratégicas o la resolución de problemas complejos.

Además, la automatización también puede conducir a una mejora en la calidad de vida en el trabajo. Al eliminar tareas repetitivas y monótonas, los trabajadores pueden dedicar más tiempo a actividades creativas y gratificantes. Esto no solo puede aumentar la satisfacción laboral, sino también fomentar la innovación y la generación de nuevas ideas.

Es importante destacar que, si bien la automatización puede reemplazar ciertos empleos, también puede crear nuevos roles y oportunidades. Por ejemplo, la implementación de robots y sistemas de inteligencia artificial puede requerir personal especializado en su mantenimiento y programación. Además, la automatización puede abrir nuevas industrias y sectores que antes no existían, lo que a su vez generaría empleos en esos campos.

Si bien es cierto que la automatización puede generar cierta incertidumbre en el mercado laboral, también puede brindar oportunidades para aumentar la eficiencia y mejorar la calidad de vida en el trabajo. Es importante estar preparado y adaptarse a los cambios que trae consigo la automatización, aprovechando las nuevas oportunidades que surjan y adquiriendo las habilidades necesarias para los empleos del futuro.

Es necesario encontrar un equilibrio entre la automatización y el mantenimiento de empleos humanos

En la era de la digitalización y la automatización, el futuro del empleo es un tema que genera una gran preocupación. La tecnología avanza a pasos agigantados y cada vez más tareas que solían ser realizadas por seres humanos están siendo reemplazadas por máquinas y algoritmos.

Si bien es cierto que la automatización puede traer consigo una mayor eficiencia y productividad en muchos sectores, también es necesario considerar el impacto que esto tiene en el empleo humano. Por un lado, la automatización puede eliminar puestos de trabajo, lo cual puede tener consecuencias negativas para los trabajadores y la economía en general. Por otro lado, la tecnología también puede generar nuevas oportunidades laborales y mejorar la calidad de vida de las personas.

Es por esto que es fundamental encontrar un equilibrio entre la automatización y el mantenimiento de empleos humanos. En lugar de ver la automatización como una amenaza, debemos aprovecharla como una herramienta que puede ayudarnos a mejorar y ampliar nuestras capacidades.

El papel de la educación y la formación

En este escenario, la educación y la formación juegan un papel crucial. Es necesario que los trabajadores adquieran nuevas habilidades y conocimientos que les permitan adaptarse a los cambios tecnológicos y aprovechar las oportunidades laborales que surjan.

Además, es importante que las empresas y los gobiernos inviertan en programas de capacitación y reconversión laboral. Estos programas pueden ayudar a los trabajadores a adquirir las habilidades necesarias para desempeñarse en los nuevos empleos que surjan como resultado de la automatización.

La importancia de la regulación y la responsabilidad social

Otro aspecto a tener en cuenta es la necesidad de una regulación adecuada. Es importante que los gobiernos y las empresas establezcan políticas y normativas que protejan los derechos de los trabajadores y mitiguen los efectos negativos de la automatización en el empleo.

Asimismo, las empresas deben asumir una responsabilidad social y tener en cuenta el impacto que sus decisiones tienen en el empleo humano. Es necesario que se promueva un enfoque ético y sostenible en la implementación de la tecnología, que se tenga en cuenta el bienestar de los trabajadores y se busque el desarrollo de soluciones que beneficien a la sociedad en su conjunto.

El trabajo del futuro: colaboración entre humanos y máquinas

A pesar de los temores y las incertidumbres, el futuro del empleo no tiene por qué ser sombrío. La automatización puede ser una oportunidad para que los seres humanos se dediquen a tareas más creativas, estratégicas y significativas, mientras que las máquinas se encargan de aquellas tareas más repetitivas y rutinarias.

En este sentido, es importante fomentar la colaboración entre humanos y máquinas. La tecnología puede ser una aliada para potenciar nuestras capacidades y liberarnos de tareas tediosas, permitiéndonos enfocarnos en aquellas que requieren de nuestra inteligencia emocional, creatividad y habilidades interpersonales.

El futuro del empleo está en nuestras manos. Depende de nosotros encontrar el equilibrio adecuado entre la automatización y el mantenimiento de empleos humanos. La educación, la formación, la regulación y la responsabilidad social son clave para asegurar que la tecnología sea una herramienta que nos beneficie a todos, en lugar de una amenaza para el empleo humano.

La planificación y la adaptabilidad serán esenciales para enfrentar los desafíos futuros del empleo

En un mundo cada vez más automatizado y digitalizado, el futuro del empleo se ve afectado de manera significativa. La automatización de tareas rutinarias y repetitivas está cambiando la forma en que trabajamos y plantea desafíos importantes tanto para los empleados como para los empleadores.

Para enfrentar estos desafíos, es crucial que las empresas y los trabajadores se adapten y se preparen para las demandas cambiantes del mercado laboral. La planificación estratégica y la capacidad de adaptarse rápidamente serán esenciales para garantizar la empleabilidad a largo plazo.

La importancia de la planificación estratégica

En un entorno laboral en constante evolución, la planificación estratégica es clave para anticipar y responder a los cambios. Las empresas deben ser proactivas en la identificación de las habilidades y competencias del futuro y en la preparación de sus empleados para adquirirlas o desarrollarlas.

Esto implica analizar el impacto de la automatización en su industria y comprender cómo se transformarán los roles y las funciones laborales. Además, las empresas deben considerar cómo pueden aprovechar la tecnología para mejorar la eficiencia y la productividad.

La adaptabilidad como habilidad clave

A medida que la tecnología avanza y la automatización se vuelve más prominente, la adaptabilidad se convierte en una habilidad crucial para los trabajadores. Aquellos que puedan adaptarse rápidamente a los cambios y aprender nuevas habilidades serán los más buscados en el mercado laboral.

Es importante que los empleados reconozcan la necesidad de mantenerse actualizados y estén dispuestos a invertir tiempo y esfuerzo en el desarrollo de nuevas habilidades. Esto puede implicar la participación en cursos de capacitación, la adquisición de certificaciones relevantes o incluso la exploración de nuevas áreas de interés.

La importancia de las habilidades humanas

Aunque la automatización puede reemplazar ciertas tareas, hay habilidades humanas que serán difíciles de replicar. Las habilidades sociales, como la empatía, la comunicación efectiva y el pensamiento crítico, seguirán siendo altamente valoradas en el futuro del empleo.

Es fundamental que los empleados desarrollen estas habilidades y las apliquen en su trabajo diario. Además, las empresas deben reconocer el valor de estas habilidades y fomentar su desarrollo entre sus empleados.

  • La planificación estratégica es esencial para enfrentar los desafíos del futuro del empleo.
  • La adaptabilidad es una habilidad clave para los trabajadores en un entorno laboral automatizado.
  • Las habilidades humanas seguirán siendo altamente valoradas en el futuro del empleo.

El futuro del empleo estará marcado por la automatización y la digitalización. Para enfrentar estos desafíos, las empresas y los trabajadores deben planificar estratégicamente, ser adaptables y desarrollar habilidades humanas. Solo aquellos que se preparen y se adapten podrán tener éxito en el cambiante mercado laboral del futuro.

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué es la automatización?

La automatización es el uso de tecnología para realizar tareas de forma automática, sin intervención humana.

2. ¿Cuál es el impacto de la automatización en el empleo?

La automatización puede reemplazar ciertos puestos de trabajo, pero también puede crear nuevas oportunidades laborales en otros sectores.

3. ¿Qué tipos de trabajos son más propensos a ser automatizados?

Los trabajos rutinarios y repetitivos, como los de línea de producción, son más propensos a ser automatizados.

4. ¿Cómo podemos prepararnos para el futuro del empleo automatizado?

Es importante adquirir habilidades que sean difíciles de automatizar, como el pensamiento crítico, la creatividad y la capacidad de adaptarse al cambio.

Últimas Entradas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up